La cláusula de gastos hipotecarios

Temas

DIVISIÓN DE CRITERIOS EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE VALENCIA

El pasado 6 de noviembre de 2017, la Sección 7ª de la Audiencia Provincial de Valencia dictó la Sentencia nº 438/2017 por la que declaraba nula la cláusula de gastos incorporada en una escritura de préstamo hipotecario, acordando la restitución de todos los importes indebidamente abonados por el consumidor, incluido el Impuesto de Actos Jurídico Documentados (en adelante, IAJD).

 

Sin embargo, unos días después, concretamente el 21 de noviembre, la Sección 9ª dictó la Sentencia nº 624/2017, declarando igualmente la nulidad de la cláusula de gastos contenida en la escritura de préstamo hipotecario, pero no restituyendo el importe abonado en concepto del IAJD.

 

Como vemos, la polémica está servida: la Audiencia Provincial de Valencia enfrentada por dos secciones. Pero esto no es novedoso, pues no es la primera vez que ocurre.

 

Ante esta situación, ha tenido que ser la Fiscalía Provincial de Valencia la que presente un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en interés casacional por ir en contra de la doctrina asentada mediante STS nº 705/2015, del Pleno, de 23 de diciembre de 2015.  Y es que, a pesar de las grandes disputas existentes entre los juzgadores de primera instanciaa nivel nacional, así como en las Audiencia Provinciales, la doctrina del Tribunal Supremo en la materia es clara: la nulidad de la cláusula comporta la devolución de todos aquellos importes que se hayan abonado con ocasión de la aplicación de la indicada cláusula, incluido el IAJD, en aplicación del art. 89.3. a) y c) del Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

 

Lo que resulta claro es que, como ha venido reiterando en numerosas ocasiones el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, declarada la nulidad de una cláusula, no pueden moderarse los efectos de tal declaración. Es decir, si un juez declara la nulidad de la cláusula de gastos incorporada en un contrato de préstamo hipotecario, la consecuencia no puede ser otra que la devolución de todos los gastos que han sido abonados por el prestatario (el consumidor).

 

¿A qué gastos nos estamos refiriendo?

Es decir, podemos reclamar todos los gastos relacionados con la constitución del préstamo hipotecario, no así los abonados por la compraventa del inmueble, ya que en este contrato la entidad financiera no participa y los gastos ocasionados son a cuenta del adquirente.

 

Sin embargo, y como se indicaba al principio de estas líneas, existe incertidumbre e inseguridad jurídica como consecuencia de las diferentes posturas existentes a nivel nacional, y más concretamente en la propia Audiencia Provincial de Valencia, por tener dos audiencias que, aunque sí declaran la nulidad de la cláusula, no se ponen de acuerdo si el IAJD debe ser asumido por el prestatario o la entidad bancaria.

 

Por lo tanto, y como ocurrió con las cláusulas suelo respecto a la irretroactividad de sus efectos, tendremos que esperar a que la Unión Europea, de nuevo, se pronuncie y nos pegue otro “estirón de orejas” (permítanme la expresión), y declare, por enésima vez, la imposibilidad de moderar los efectos de la nulidad.

 

A nuestro favor hemos de decir que ahora el problema no lo tenemos en el Tribunal Supremo –nuestro más Alto Tribunal-, sino en los órganos jurisdiccionales inferiores que no acatan la doctrina asentada por aquel.

 

¿Y ahora qué ocurrirá?

Ahora debemos esperar a que el Tribunal Supremo resuelva para conocer el fallo y esperar a que sea acatado por todos los jueces y tribunales. La lógica nos invita a pensar que la sentencia continuará la línea establecida el pasado 23 de diciembre por el propio Tribunal, y ante la misma, esperemos que los juzgadores de primera instancia, así como las audiencias provinciales, se pongan manos a la obra y apliquen en sus resoluciones la doctrina fijada por el Alto Tribunal, que no debemos olvidar que forma jurisprudencia de conformidad con lo dispuesto en el art. 1.6 de nuestro Código Civil.

 

 

 

Comparte

Comparte en Facebook
Comparte en LinkedIn
Comparte en Twitter
Comparte por mail

2 Comentarios for “La cláusula de gastos hipotecarios”

DANIEL Moragues Tortosa

says:

Un resumen muy claro de lo q está ocurriendo y un análisis certero de lo q debiera concluir el TS para poner orden entre tanta opinión divergente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

   He leido y acepto la Política de Privacidad