Facebook actualiza sus condiciones, ¿las aceptas?

Temas

Seguramente hayas recibido un correo electrónico de Facebook en el que informa de la actualización de sus condiciones para explicar mejor sus servicios. ¿Habéis accedido al enlace y leído su contenido? ¿No? Pues vamos a ello.

Lo primero que nos va a salir es lo siguiente:

Es decir, Facebook nos informa que gracias a las cookies -esto lo digo yo-, que dejamos que se nos instalen en nuestros ordenadores mientras navegamos, las páginas web que visitamos y las aplicaciones que nos descargamos, venden nuestros datos a Facebook para que cuando entremos en nuestro muro aparezcan anuncios relacionados con nuestras preferencias.

 

Eso sí, Facebook se encarga de dejarnos claro que no vende nuestros datos, sino que son los anunciantes, los desarrolladores de aplicaciones y los editores quienes proporcionan a Facebook nuestra actividad para así proporcionarnos publicidad acorde con nuestros intereses.

 

¿Quién está comercializando con nuestros datos?¿Facebook o los titulares de las páginas web que visitamos o aplicaciones que nos descargamos?

TODOS comercializan con nuestros datos y, siendo conscientes de ello o no, lo consentimos con el mero hecho de navegar y “aceptar” las políticas de cookies de las páginas web y aplicaciones móviles. Otra cuestión a debatir sería si tenemos o queremos tener opción a no aceptarlo, pues en ese caso, nos desconectaríamos del mundo digital. Es el peaje que debemos pagar para poder participar en la era digital.

 

¿Qué datos son los que recopilan?

Pero no debemos olvidar que Facebook no nos está informando de una nueva práctica, sino que dicho negocio lo viene realizando desde hace tiempo, eso sí, sin previa información al respecto.

 

¿Y por qué AHORA nos informa y pide consentimiento?

 Por la inmediata aplicación del Reglamento General de Protección de Datos, ya que exige un consentimiento expreso por parte de los titulares de los datos, habiéndose visto obligado a informar y solicitar el consentimiento de todos los usuarios. Pero al menos se ha de reconocer su esfuerzo y la posibilidad que te brinda para no aceptarlo. Eso sí, te advierte que, si no aceptas, vas a tener el mismo volumen de anuncios que no te van a resultar de utilidad. Estas son las dos opciones que tienes:

 

Una vez hayamos permitido o no el uso de nuestros datos para mostrarnos anuncios “relevantes”, la segunda opción para configurar será la activación o no del RECONOCIMIENTO FACIAL. Esta será la ventana que nos aparecerá:

¿Para qué está función?

 

La opción viene desactivada por defecto, por lo que si queremos que se active, deberemos proceder a ello clicando en la opción:

Por último, Facebook nos informa de la actualización de las nuevas condiciones de uso, política de privacidad y de cookies. Nos informa de todas ellas, estableciendo un enlace para cada una y ofreciendo una amplísima información. Tenemos dos opciones: leerlas o no leerlas. Todo dependerá de si queremos continuar usando Facebook o no.

Observemos las opciones que, aparentemente, nos proporciona Facebook:

Parece que podemos aceptar o no aceptar las nuevas condiciones, ¿cierto? Ya que al final tenemos la opción de hacer clic en “Aceptar” o si no estamos conformes, a la izquierda nos aparece la opción de “Si no quieres aceptarlas, consulta las opciones que tienes”. Pues vamos a consultarlas. Esta es la pantalla que nos aparecerá cuando hacemos clic sobre esta opción:

Es decir, si queremos seguir siendo usuarios de Facebook, debemos aceptar las nuevas condiciones de uso, que incluyen la política de privacidad y de cookies. De ahí que al principio indicara si es aconsejable leer o no los amplísimos textos en materia de privacidad y cookies, ya que si tienes claro que quieres seguir usando Facebook, no pierdas el tiempo y sigue asumiendo y aceptando que tus datos se van a seguir comercializando por Facebook y el resto de las empresas del grupo. Pero si realmente te preocupa tu privacidad, dedícale tiempo y decide. En tus manos está.

Gracias a la efectividad del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, todas las empresas que traten con nuestros datos personales están obligadas a informarnos qué tratamiento van a realizar con nuestros datos personales, por lo que podemos y debemos decidir qué datos y cómo queremos que sean tratados.

 

 

Comparte

Comparte en Facebook
Comparte en LinkedIn
Comparte en Twitter
Comparte por mail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

   He leido y acepto la Política de Privacidad